3 CONSEJOS

pareja

Una pareja de recién casados era muy pobre  y vivía de los favores de un  pueblito del interior.

Un día el marido le hizo la siguiente propuesta a su esposa:

‘Querida yo voy a salir de la casa, voy a viajar bien lejos, buscar un empleo y trabajar hasta tener condiciones para regresar y darte una vida mas cómoda y digna.

No se cuanto tiempo voy a estar lejos, solo te pido una cosa, que me esperes y mientras yo este lejos,  seas fiel a mi, pues yo te seré fiel a ti.

Así, siendo joven aun. Camino muchos días a pie, hasta encontrar un acendado que estaba necesitando de alguien para ayudarlo en su hacienda.

El joven llego y se ofreció para trabajar y fue aceptado. Pidió hacer un trato con su jefe, el cual fue aceptado también. El pacto fue el siguiente:

‘Déjeme trabajar por el tiempo que yo quiera y cuando yo encuentre que
debo irme, el señor me libera de mis obligaciones:

Yo no quiero recibir mi salario.

Le pido al señor que lo coloque en una cuenta de ahorro hasta
el día en que me vaya.

El día que yo salga. usted me dará el dinero que yo haya ganado.

Estando ambos de acuerdo. Aquel joven trabajo durante 20 años, sin vacaciones y sin descanso.

Después de veinte años se acerco a su patrón y le dijo:

“Patrón, yo quiero mi dinero, pues quiero regresar a mi casa”

El patrón le respondió:

‘Muy bien, hicimos un pacto y voy a cumplirlo, solo que antes quiero hacerte una opuesta, esta bien?

Yo te doy tu dinero y tu te vas, o te doy tres consejos y no te doy el dinero y te vas.

Si yo te doy el dinero, no te doy los consejos y viceversa.

Vete a tu cuarto, piénsalo y después me das la respuesta.’

El pensó durante dos días, busco al patrón y le dijo:

‘QUIERO LOS TRES  CONSEJOS’

El patrón le recordó:

 ’Si te doy los consejos, no te doy el dinero.’

Y el empleado respondió: “Quiero los consejos”

El patrón entonces le aconsejo:

1.-NUNCA TOMES ATAJOS EN TU VIDA.

Caminos mas cortos y desconocidos te  pueden costar la vida.

2. -NUNCA SEAS CURIOSO DE AQUELLO QUE REPRESENTE EL MAL,

 pues la curiosidad por el mal puede ser fatal.

3. -NUNCA TOMES DECISIONES EN MOMENTOS DE ODIO Y DOLOR,

pues puedes arrepentirte demasiado tarde.

Después de darle los consejos, el patrón le dijo al joven, que ya no era tan joven, así:

‘AQUÍ TIENES TRES PANES,

 dos para comer durante en viaje y el tercero es para comer con tu esposa cuando llegues a tu casa.’

El hombre entonces, siguió su camino de vuelta, de veinte años lejos de su casa y de su esposa que el tanto amaba.

Después del primer día de viaje, encontró una persona que lo saludo y le pregunto:

‘Para donde vas?’

El le respondió:

‘Voy para un camino muy distante,  que queda a mas de veinte días de caminata por esta carretera.’

La persona le dijo entonces:

 ’Joven, este camino es muy largo,

yo conozco un atajo con el cual llegaras en pocos días’.

El joven contento, comenzó a caminar por el atajo, cuando se acordó del primer consejo,

‘NUNCA TOMES ATAJOS EN TU VIDA.

CAMINOS MAS CORTOS Y  DESCONOCIDOS TE PUEDEN COSTAR LA VIDA’

Entonces se alejó de aquel atajo y volvió a seguir por el camino normal.

Dos días después se enteró de otro viajero que había tomado el atajo,

 y lo  asaltaron, lo golpearon, y le robaron toda su ropa.

Ese atajo llevaba a una emboscada!

Después de algunos días de viaje, y cansado al extremo, encontró una pensión a la vera de la carretera.

Era muy tarde en la noche y parecía que todos dormían,  pero una mujer malencarada le abrió la puerta y lo atendió.

Como estaba tan cansado,

tan solo le pagó la tarifa del día sin preguntar nada, y después de tomar un baño se acostó a dormir.

 De madrugada se levantó asustado al escuchar un grito aterrador.

Se puso de pié de un salto y se dirigió hasta la puerta, para ir hacia donde escuchó el grito.

Cuando estaba abriendo la puerta, se acordó del segundo consejo.

‘NUNCA SEAS CURIOSO DE AQUELLO QUE REPRESENTE EL MAL PUES LA CURIOSIDAD POR EL MAL PUEDE SER FATAL’

Regresó y se acostó a dormir.

Al amanecer, después de tomar café, el dueño de la posada le pregunta

 si no había escuchado un grito y el contesta que si lo había escuchado.

El dueño de la posada de pregunto:

Y no sintió curiosidad?

El le contesto que no.

A lo que el dueño les respondió:

Usted ha tenido suerte en salir vivo de aquí, pues en las noches nos acecha una mujer maleante con crisis de locura, que grita horriblemente y cuando el huésped sale,  a enterarse de qué está pasando, lo mata, lo entierra en el quintal, y luego se esfuma.

El joven siguió su larga jornada, ansioso por llegar a su casa.
Después de muchos días y noches de caminata, ya al atardecer, vio entre los árboles humo saliendo de la chimenea de su pequeña casa, camino y vio entre los arbustos la silueta de su esposa.

Estaba anocheciendo, pero alcanzo a ver que ella no estaba sola..

 Anduvo un poco mas y vio que ella tenia en sus piernas, un hombre al que estaba acariciando los cabellos.

Cuando vio aquella escena, su corazón se lleno de odio y amargura  y decidió correr al encuentro de los dos y matarlos sin piedad.
Respiro profundo, apresuro sus pasos, cuando recordó el tercer consejo.
‘NUNCA TOMES DECISIONES EN MOMENTOS DE ODIO Y DOLOR, PUES PUEDES ARREPENTIRTE DEMASIADO TARDE’

Entonces se paro y reflexiono, decidió dormir ahí mismo aquella noche

y al día siguiente tomar una decisión.

Al amanecer ya con la cabeza fría, el dijo:

‘NO VOY A MATAR A MI ESPOSA’.

Voy a volver con mi patrón y a pedirle que me acepte de vuelta.

Solo que antes,  quiero decirle a mi esposa que siempre le fui fiel a ella.’

Se dirigió a la puerta de la casa y toco.

Cuando la esposa le abre la puerta y lo reconoce, se cuelga de su cuello y lo abraza afectuosamente.

El trata de quitársela de arriba, pero no lo consigue.
Entonces con lágrimas en los ojos le dice:
‘Yo te fui fiel y tu me traicionaste…

Ella espantada le responde:

 ’¿Como? yo nunca te traicione, te espere durante veinte años.

El entonces le pregunto:

‘¿Y quien era ese hombre que acariciabas ayer por la tarde?

Y ella le contesto:

‘AQUEL HOMBRE ES NUESTRO HIJO.

Cuando te fuiste, descubrí que estaba embarazada.

 Hoy el tiene veinte años de edad.

Entonces el marido entro, conoció, abrazo a su hijo,  y les contó toda su historia, en cuanto su esposa preparaba la cena.

 Se sentaron a comer el ultimo pan juntos..

DESPUÉS DE LA ORACIÓN DE AGRADECIMIENTO, CON LÁGRIMAS DE EMOCIÓN, el partió el pan y al abrirlo, se encontró un cheque con todo su dinero, el pago de sus veinte años de dedicación.

La Vida es Corta

vaso-de-agua

Un conferencista, al explicar el manejo del estrés a la audiencia, levantó un vaso de agua y preguntó: “¿Cuánto pesa este vaso con agua?” Las respuestas dadas oscilaron entre 20g y 500g. El conferencista contestó: “El peso absoluto no importa. Depende de cuánto tiempo intentemos sostenerlo”.

“Si lo sostengo por un minuto, no hay problema. Si lo sostengo por una hora, tendré un dolor en mi brazo derecho. Si lo sostengo por un día, tendrán que llamar a una ambulancia. En cada caso, es el mismo peso, pero entre más tiempo lo sostengo, más pesado se pone”.

Continuó: “Y así es con el manejo del estrés. Si llevamos nuestras cargas todo el tiempo, tarde que temprano, al hacerse estas cada vez más pesadas, no podremos seguir adelante. Al igual que con el vaso de agua, tendremos que depositarlo por un tiempo y descansar para poder seguir sosteniéndolo. Cuando descansamos, podemos seguir adelante con la carga”.

“Así que, antes de regresar a casa esta noche, deposite la carga del trabajo. No se la lleve a casa. La podrá recoger mañana. Cualesquiera cargas que estemos llevando ahora, dejémosla por un momento si podemos. Relajémonos; recojámosla después una vez que hayamos descansado.

La vida es corta. ¡Disfrutémosla!”

Y entonces compartió algunas maneras de tratar con las cargas de la vida:

Aceptemos que algunos días somos la paloma y otros, la estatua.

Siempre mantengamos nuestras palabras suaves y dulces, en caso que debamos comérnoslas.

Conduzcamos con cuidado. No sólo son autos los que son reclamados por su fabricante.

Nunca metamos ambos pies en nuestra boca al mismo tiempo ya que no tendremos una pierna donde sostenernos.

A nadie le importa si no sabemos bailar bien; sólo parémonos y bailemos.

Cuando todo se nos viene por el camino, estamos en el carril equivocado.

Los cumpleaños son buenos para nosotros; entre más tenemos, más tiempo vivimos.

Pudiéramos ser tan solo uno más en el mundo para algunos, pero para una persona, bien pudiésemos ser el mundo entero.

Bien pudiésemos aprender un montón de los crayones. Algunos son vivos, otros bonitos y otros aburridos. Algunos tienen nombres raros y todos son de distinto color, pero todos tienen que vivir en la misma caja.

Una persona genuinamente feliz es la que puede disfrutar del paisaje durante un desvío.

Por tanto os digo: No os afanéis por vuestra vida, qué habéis de comer o qué habéis de beber; ni por vuestro cuerpo, qué habéis de vestir. ¿No es la vida más que el alimento, y el cuerpo más que el vestido? … Mateo

Un cuento de burros

burro
Una fácil explicación de parte de lo que pasó en la crisis financiera global

En una oportunidad se le preguntó a un consultor financiero qué es lo que había pasado en la crisis financiera global y cómo lo podría explicar de la manera más fácil posible. Este consultor respondió de la siguiente manera:

Un señor se dirigió a una aldea donde nunca había estado antes y ofreció a sus habitantes 100 euros por cada burro que le vendieran. Buena parte de la población le vendió sus animales. Al día siguiente volvió y ofreció mejor precio, 150 por cada burrito, y otro tanto de la población vendió los suyos. A continuación ofreció 300 euros y el resto de la gente vendió los últimos burros. Al ver que no había más animales, ofreció 500 euros por cada burrito, dando a entender que los compraría a la semana siguiente y se marchó. Al día siguiente mandó a su ayudante con los burros que compró a la misma aldea para que ofreciera los burros, esta vez a 400 euros cada uno.

Ante la posible ganancia a obtener la semana siguiente, todos los aldeanos compraron sus burros a 400 euros y quien no tenía el dinero lo pidió prestado. De hecho, compraron todos los burros de la comarca. Como era de esperar, este ayudante desapareció, igual que el señor, y nunca más se les vio.

De inmediato, la aldea quedó llena de burros y de endeudados. Los que habían pedido prestado, al no vender los burros, no pudieron pagar el préstamo. Quienes habían prestado dinero recurrieron al Ayuntamiento diciendo que si no cobraban, se arruinarían ellos; entonces no podrían seguir prestando y se arruinaría todo el pueblo.

Para que los prestamistas no se arruinaran, el Alcalde, en vez de dar dinero a la gente del pueblo para pagar las deudas, se lo dio a los propios prestamistas. Pero éstos, ya cobrado gran parte del dinero, no perdonaron las deudas a los del pueblo, que siguió igual de endeudado. El Alcalde dilapidó el presupuesto del Ayuntamiento, el cual quedó también endeudado. Entonces se pide dinero a otros ayuntamientos; pero éstos le dicen que no pueden ayudarle porque, como está en la ruina, no podrán cobrar después lo que le presten.

Resultados:
Los vivos del principio, forrados de dinero. Los prestamistas, con sus ganancias resueltas y un montón de gente a la que seguirán cobrando lo que les prestaron más los intereses, incluso adueñándose de los ya devaluados burros con los que nunca llegarán a cubrir toda la deuda. Mucha gente arruinada y sin burro para toda la vida. El Ayuntamiento, igualmente arruinado.

¿Qué pasó al final? Para solucionar esto y salvar a todo el pueblo, el ayuntamiento bajó el sueldo a sus funcionarios.”

Esta historia está inundando Internet hace más de un mes. Impactante historia que propone una contrastación que, desafortunadamente, se asemeja a la realidad; una realidad que debemos contribuir en cambiar.