Archivo de la categoría: Cusco

Waqrapukara

Waqrapukara, también conocido como Huacrapucará, es un complejo arqueológico incaico situado en la comunidad campesina de Huayqui, anexo de Percca, en el distrito de Acos, provincia de Acomayo, departamento del Cuzco. Esta fortaleza, cuyo nombre proviene del quechua waqra (cuerno) y pukara (fortaleza), se encuentra en las alturas, cerca del río Apurímac, a una altitud de 4,300 metros sobre el nivel del mar.

Inicialmente construida por los Canchis, fue posteriormente conquistada por los incas, añadiendo así a su vasto imperio esta importante estructura. En julio de 2017, el Ministerio de Cultura la declaró Patrimonio Cultural de la Nación, reconociendo su valor histórico y cultural.

Este sitio arqueológico se considera un santuario incaico, destacando por su imponente arquitectura y su estratégica ubicación. La edificación se erige sobre andenes, plazas y un peculiar bosque de piedra, brindando un testimonio tangible del ingenio y la destreza constructiva de estas antiguas civilizaciones en las alturas de los Andes.

Vitcos

Vitcos, también conocido como Rosaspata, es un importante sitio arqueológico situado en el departamento de Cusco, Perú, en la región de Vilcabamba. Durante la época de la resistencia inca, este lugar fue ocupado por los Incas de Vilcabamba, pero sufrió un ataque y saqueo por parte de los españoles, lo que llevó al abandono por parte de los incas. Descubierto en el siglo XX por Hiram Bingham, Vitcos cuenta con distintos sectores claramente definidos.

El primer sector, conocido como Rosaspata o Vitcos, se divide en tres secciones visibles. La primera se encuentra en la plaza principal, compuesta por 8 recintos distribuidos simétricamente. La segunda se sitúa en una plataforma superior, con un total de 14 recintos y 4 pequeñas plazas internas. Por último, el tercer sector cuenta con un recinto frente a los primeros 4 mencionados.

El segundo sector incluye una sucesión de 14 andenes, seguido por el área de Ñusta Hispana o Yurac Rumi. El entorno de Vitcos está rodeado por imponentes montañas, conocidas como los Apus tutelares, de gran importancia en la cosmovisión incaica. Estos Apus, como Wiracochan al norte, Pumasillo al sur, Yanantin al este e Izmaccoya al noreste, tenían un papel central en las ceremonias rituales realizadas en este espacio.

Vitcos, junto con el complejo prehispánico de Espíritu Pampa, fueron dos de las principales llactas desde las cuales los incas de Vilcabamba resistieron firmemente a la invasión española, marcando un importante capítulo en la historia de la región.

Sitio arqueológico Urco

Urco, un importante sitio arqueológico en el Valle Sagrado de los Incas en Cusco, Perú, ha sido habitado desde tiempos antiguos, desde la época de los killke hasta la era incaica. Ubicado a 4.8 kilómetros de la ciudad de Calca, se sitúa cerca del río Vilcanota, a los pies de la montaña Pitusiray.

Cada primer domingo de octubre, se celebra en Urco la festividad del culto al agua, conocida como Unu Urco, vinculada a un mito que involucra al inca Urco Huaranqa.

El sitio se divide en dos secciones principales: el sector ceremonial y el sector agrícola.

El sector ceremonial incluye un torreón con características arquitectónicas específicas, como puertas, ventanas y hornacinas, junto con el Wiracocha Urco, donde destaca una gran piedra tallada con una canaleta que sugiere una función relacionada con el agua y posiblemente con un simbolismo zoomorfo.

Por otro lado, el sector agrícola se compone de extensas andenerías que cubren más de 17,000 metros cuadrados distribuidos en 11 niveles, mostrando una avanzada ingeniería hidráulica y agrícola empleada por los antiguos habitantes de la región.

Tipón

Tipón, ubicado en la Comunidad de Choquepata cerca de Oropesa, Perú, a una altitud de 3.560 m.s.n.m., es un antiguo santuario incaico dedicado al culto y veneración del agua. Reconocido como uno de los principales destinos arqueológicos en la región, este complejo no solo alberga estructuras monumentales, sino que también destaca por su avanzado sistema de irrigación, considerado una obra maestra de la ingeniería civil.

El sitio presenta una impresionante red de terrazas y canales de agua al aire libre, que se extienden a lo largo de la topografía irregular de la zona. Esta distribución meticulosa de los conductos de agua y la preservación de una acequia intacta reflejan la habilidad y el conocimiento técnico de los antiguos incas en el manejo del recurso hídrico.

El nombre «Tipón» posiblemente proviene de la palabra quechua «Timpuj», que sugiere la idea de aguas brotando como si estuvieran hirviendo, una característica notable de las fuentes en el área. Aunque el nombre original se ha perdido en el tiempo, la designación moderna resalta la conexión esencial entre el agua y la identidad del lugar.

Según el historiador peruano Dr. Luis Antonio Pardo, Tipón pudo haber sido un centro de experimentación agrícola debido a la variedad de microclimas presentes en el complejo. Esta teoría sugiere que, además de su función ceremonial, el sitio también desempeñó un papel crucial en el desarrollo y la producción de alimentos para el imperio incaico.

El reconocimiento internacional de la ingeniería hidráulica de Tipón es evidente en el libro publicado por el ingeniero hidrogeólogo estadounidense Kenneth, que ha recibido elogios y ha sido calificado como una «Maravilla de la Ingeniería Civil» por la Asociación de Ingenieros Civiles de Estados Unidos (ASCE). Este reconocimiento destaca la importancia histórica y técnica de Tipón como un testimonio excepcional del ingenio humano en armonía con la naturaleza.