Archivo de la categoría: San Isidro

Hotel Los Delfines en San Isidro

El Delfines Hotel & Convention Center, popularmente conocido como Hotel Los Delfines, es un lujoso establecimiento de cinco estrellas situado en el distrito de San Isidro, en la bulliciosa Lima, la capital del Perú. Desde su apertura el 15 de julio de 1997, ha sido un referente de elegancia y confort en la ciudad.

Conformado por una imponente torre de 14 pisos, este hotel ofrece un total de 206 habitaciones, junto con una amplia gama de instalaciones que incluyen un casino, salones de banquetes, dos exquisitos restaurantes, salas de conferencias, un completo gimnasio, un relajante spa, una cancha de tenis, un centro de negocios y un exclusivo club ejecutivo. Su oferta integral lo convierte en una opción destacada tanto para viajeros de negocios como para turistas en busca de una experiencia de lujo.

Una de las características más sobresalientes de este hotel es su helipuerto, una plataforma especialmente diseñada para recibir helicópteros ligeros de hasta 5000 kg. Estratégicamente ubicado en 12° 05′ 52.2″ S 77° 2′ 52,2″ W, este helipuerto facilita el acceso de los huéspedes más exigentes, proporcionando una llegada rápida y conveniente directamente al corazón del hotel. Con su combinación de comodidades modernas y detalles exclusivos, el Delfines Hotel & Convention Center se erige como uno de los lugares más emblemáticos y prestigiosos de la ciudad de Lima.

Hotel Westin Libertador

El Hotel Westin Libertador, también conocido como el Westin Lima Hotel & Convention Center, es una imponente torre posmoderna situada en el corazón del distrito de San Isidro, en la ciudad de Lima, Perú. Destacando entre el horizonte urbano con sus 120 metros de altura, este majestuoso edificio alberga un lujoso hotel perteneciente a la prestigiosa cadena Westin, una marca afiliada a Marriott International. Representando no solo un ícono arquitectónico sino también un centro de actividad y convenciones, este rascacielos se erige como el cuarto edificio más alto de la ciudad y de todo el país.

Constituido por 30 pisos y 4 sótanos, la construcción de esta obra maestra arquitectónica implicó una inversión colosal de 130 millones de dólares, consolidándose así como una de las estructuras más costosas de Suramérica. Desde su inauguración el 27 de mayo de 2011, tras un periodo de soft-opening que comenzó el 16 de mayo del mismo año, el hotel se ha posicionado como un referente de elegancia y confort en la región.

Gestionado por la empresa Intursa, una firma bajo el control del influyente Grupo Breca, el hotel ocupa un terreno que en el pasado perteneció a la influyente familia Brescia, añadiendo una capa adicional de historia y legado a este emblema moderno de la hospitalidad y el lujo en la capital peruana.

Hotel Country Club de Lima

Ubicado en el distrito de San Isidro en Lima, Perú, el Country Club Lima Hotel brilla como un ícono de lujo y tradición. Desde su apertura en 1927, se ha erigido como uno de los hoteles más distinguidos de la ciudad, rivalizando solo con el Gran Hotel Bolívar en antigüedad.

La historia del hotel se remonta a la década de 1920, cuando la Sociedad Anónima Propietaria del Country Club se formó con la visión de crear un exclusivo oasis urbano. Con un diseño colonial californiano a cargo del arquitecto T.J. O’Brien, el hotel abrió sus puertas en febrero de 1927, recibiendo a la élite de la sociedad limeña.

Inicialmente, el Country Club funcionaba como un club house para los miembros del Lima Golf Club, pero con el tiempo evolucionó para convertirse en un punto de encuentro social para la alta sociedad limeña. Sin embargo, la propiedad cambió de manos en 1943, pasando a la familia Wiese, y en 1966, adoptó su nombre actual, Country Club Lima Hotel.

Durante décadas, el hotel fue el epicentro de la vida social limeña, atrayendo a dignatarios, celebridades y personalidades de renombre mundial. Desde el duque de Windsor hasta Richard Nixon, pasando por Ernest Hemingway y Ava Gardner, el hotel ha sido testigo de encuentros históricos y celebraciones inolvidables.

Sin embargo, la crisis económica de los años 80 marcó un declive en su fortuna, hasta que en 1996, el Consorcio Inmobiliario Los Portales asumió su gestión con el objetivo de devolverle su antiguo esplendor. Tras una extensa remodelación, el hotel reabrió sus puertas en 1998, conservando su encanto original pero con instalaciones renovadas.

Hoy en día, el Country Club Lima Hotel es mucho más que un lugar de alojamiento. Su restaurante, el Perroquet, ha ganado reconocimiento internacional, mientras que su bar inglés es famoso por su excepcional pisco sour. Además, el hotel ha sido declarado Patrimonio Cultural, un testimonio vivo de la historia y la elegancia de Lima.

Bosque El Olivar de San Isidro


El Bosque El Olivar, ubicado en el distrito de San Isidro en Lima, Perú, es un parque público que abarca 10 hectáreas, convirtiéndose en uno de los lugares más destacados de la zona. Su importancia histórica se remonta al siglo XVI, cuando Antonio de Rivera introdujo los primeros olivos desde Sevilla, de los cuales solo tres sobrevivieron, pero con el tiempo se multiplicaron hasta llegar a más de 2000 en el siglo XIX. A pesar de enfrentar dificultades financieras, el bosque siguió creciendo y se convirtió en un punto central del barrio de San Isidro, que se desarrolló en sus alrededores.

Hoy en día, El Olivar alberga alrededor de 1670 olivos, algunos de ellos con más de 400 años, además de 227 árboles de otras especies. La diversidad biológica se refleja también en las 22 especies de aves que habitan el lugar, entre las que se destacan la cuculí, el turtupilín, el botón de oro, el violinista y el gavilán acanelado, mientras que las abejas revolotean en algunos árboles, contribuyendo a su biodiversidad.

La infraestructura del bosque incluye la Casa de la Cultura y el Centro Cultural El Olivar, que alberga la Biblioteca Municipal, el Teatro de Cámara, la Biblioteca Infantil, la Sala Multiusos y la Galería de Arte, junto con la Casa Museo Marina Núñez del Prado. Además, el lugar cuenta con edificaciones diseñadas por reconocidos arquitectos como Ricardo de Jaxa Malachowski, Emilio Harth-Terré y José Álvarez Calderón. El Bosque El Olivar no solo es un espacio natural y cultural importante, sino también un testimonio vivo de la historia y la evolución de Lima y su entorno urbano.