Archivo de la categoría: Piura

Puerto de Paita

El Puerto de Paita, ubicado en la costa norte del Perú en el océano Pacífico, pertenece a la ciudad de Paita en el departamento de Piura. Es el segundo puerto del país en cuanto a movimiento de contenedores, superado solo por el puerto del Callao, y ocupa el quinto lugar en movimiento total de carga. Este puerto es el principal del norte peruano, movilizando contenedores tanto de importación como de exportación, principalmente de productos hidrobiológicos y agrícolas, además de carga general.

En el primer trimestre de 2009, el puerto fue concesionado al consorcio luso-peruano Terminales Portuarios Euroandinos (TPE), que firmó el contrato en septiembre del mismo año. En 2018, el puerto de Paita manejó 274,151 TEU, posicionándose en el puesto 42 en la lista de actividad portuaria de América Latina y el Caribe.

Geográficamente, el puerto de Paita se encuentra en la provincia de Paita, a 56 kilómetros de la ciudad de Piura. Sus coordenadas son 81° 6′ 23″ de longitud oeste y 5° 5′ 28″ de latitud sur, situándose en el extremo noreste de Perú. Esta ubicación estratégica influye en regiones como Amazonas, Cajamarca, Lambayeque, Piura, Tumbes y San Martín.

El terminal portuario de Paita fue construido en 1966 y renovado en 1999. En 2008, se degradó su categoría de ámbito nacional a regional, suspendiéndose el proceso de privatización iniciado por Proinversión a solicitud de la Autoridad Portuaria Nacional.

Tras la concesión, Terminales Portuarios Euroandinos se comprometió a una inversión de 155 millones de dólares para modernizar el puerto. Las obras, inauguradas en octubre de 2014, triplicaron el rendimiento de la terminal, alcanzando los 70 contenedores por hora por nave, en comparación con los 22 contenedores por hora por nave de 2009. Esta modernización incluyó el dragado a menos de 13 metros, la construcción de un amarradero de 300 metros, un patio de contenedores de 12 hectáreas y la instalación de una grúa pórtico de muelle y dos grúas pórtico de patio, además de equipamiento menor.

Actualmente, el puerto de Paita ofrece diversos servicios tanto a las naves como a la carga. Los servicios a la nave incluyen el atraque, operación de carga, aprovisionamiento, reparaciones, y zarpe, entre otras actividades necesarias para la atención de las naves. Los servicios a la carga comprenden la descarga y/o embarque, transferencia interna, manipulación, y el uso de la infraestructura del terminal, junto con cualquier otro servicio aplicable a la carga movilizada en el puerto.

Tondero

El tondero es una danza y género musical criollo del norte de Perú, con la provincia de Morropón en el Departamento de Piura y la ciudad de Zaña en el Departamento de Lambayeque disputándose su origen. Este género surge del mestizaje musical y cultural entre los gitanos migrantes del sur de España y el este de Europa, los afroperuanos y los nativos norteños. El tondero refleja claramente este mestizaje en su canto, lírica y baile. Se baila en pareja y es popular a lo largo de la costa norteña de los departamentos de La Libertad, Lambayeque, Piura y Tumbes.

El tondero se diferencia de otros géneros criollos peruanos por su espíritu campestre y provinciano. Deriva de la mezcla de tradiciones europeas, africanas y nativas. Los movimientos del tondero incluyen posturas, pasos y zapateos inspirados en las bulerías y fandangos del flamenco gitano, así como movimientos de cadera y ritmos africanos. Durante la época colonial, en el norte de Perú, se africanizaron estos ritmos gitanos, incorporando elementos indígenas, especialmente en los sonidos agudos de la guitarra y en la decoración de la vestimenta tradicional. Un antecedente del tondero es la antigua «Danza de la pava», que imitaba el apareamiento de la Pava aliblanca, una danza prehispánica que también influyó en el desarrollo del tondero.

El tondero se consolidó entre Piura y Lambayeque, reflejado en la lírica de canciones como «De la misma sangre». Desde su ritmo de guitarra característico, conocido como «túndete», se extendió hacia Chiclayo y se presentaba en eventos como las «Peleas de Gallos». Este ritmo diferencia al tondero de la limeña Zamacueca y las demás Marineras, y se considera un baile y canto esencialmente campestre. También existe el «Triste con Fuga de Tondero», donde se incorpora el «triste», un «Yaravi» andino que descendió a la costa, representando a toda la población norteña del Perú.

El tondero es una manifestación del mestizaje peruano, similar al «Piajeno», un personaje colonial que viajaba largas distancias y participaba en las «peleas de gallos», buscando descansar bajo la sombra de un Algarrobo y cantando sus penas. Es común en el norte peruano que los pueblos se reúnan en chozas de quincha y algarrobo para iniciar la jarana, con una bandera blanca indicando la presencia de clarito o chicha en poto. El tondero, que originalmente se tocaba con arpa, ahora se interpreta con guitarra y cajón peruano, o el checo, un instrumento afroperuano.

El tondero es un baile emotivo, con versiones variadas en cada ciudad o pueblo del norte de Perú. La versión clásica incluye un cantante principal, un coro pequeño, dos guitarristas (uno llevando el «túndete»), dos cajones peruanos y un tocador de cucharas. A veces se acompaña con palmas y, si falta un cajón, se usa el checo. Modernamente, también se toca con bandas de tambores y trompetas.

La estructura del tondero incluye la Glosa, la parte inicial con influencias gitanas y temas norteños, como el machismo y la pérdida de la cosecha. El Dulce, la parte intermedia, se caracteriza por coros repetitivos y el aporte rítmico africano. Finalmente, la Fuga, la parte final, es explosiva, acelerada y muy apasionada, cantada en coro o por el cantante principal.

Cumanana

La cumanana es un canto improvisado, compuesto en cuartetas o décimas, que generalmente se interpreta con arpas o guitarras. Es una tradición propia de los pueblos mulatos y mestizos de Piura, Tumbes y Lambayeque, en la costa norte del Perú, especialmente en el distrito de Morropón.

Durante las fiestas o en las chicherías, los asistentes proponen temas al cantor, que suelen abarcar el amor, la angustia y el descontento con la vida, así como travesuras maliciosas o desafíos. Aunque los versos pueden ser recitados individualmente, la esencia de la cumanana radica en su carácter de contienda verbal entre dos o más personas, los cumaneros, quienes demuestran su ingenio ante el público durante varias horas.

La cumanana fue declarada Patrimonio Cultural de la Nación el 26 de noviembre de 2004.

Dependiendo de su contenido, las cumananas se clasifican en varias categorías. Las amorosas expresan sentimientos románticos con ternura. Las despreciativas tratan sobre el amor despechado y el rechazo, burlándose de los pretendientes considerados inferiores. Las picarescas abordan diversos temas con picardía y un tono satírico. Las sociales manifiestan el descontento ante los abusos de autoridades y las diferencias de clases sociales. Las existenciales reflejan asombro, angustia y descontento frente a la vida y la muerte, destacando situaciones paradójicas y absurdas. Las normativas y sentenciosas expresan verdades y normas de la sabiduría popular. Finalmente, las de optimismo y autoafirmación buscan fomentar un espíritu positivo ante las adversidades.

Chifles de Piura

Los chifles son una especialidad de la región de Piura, donde se preparan tradicionalmente friéndolos en leña de algarrobo blanco. A menudo, se sirven acompañados de cancha serrana o cecina desmenuzada, y también se utilizan como guarnición en platos típicos como el cebiche.

La Asociación de Productores de Chifles Piuranos (Aprochip), que reúne a 14 productores locales, ha iniciado un proceso para que el chifle sea reconocido como producto bandera del Perú. En este contexto, la última semana de noviembre se celebra la «Semana Regional del Chifle Piurano», una festividad establecida por la Ordenanza Regional 138 – 2007/GRP-C.