Espíritu Pampa

El complejo arqueológico de Espíritu Pampa, situado en el distrito de Vilcabamba en el departamento del Cusco, Perú, es un destacado yacimiento que abarca desde la época preincaica hasta la incaica. Se presume que fue la capital de los incas de Vilcabamba, quienes resistieron la conquista española entre 1536 y 1572. Recientes descubrimientos han revelado la presencia de una tumba perteneciente a un dignatario de la cultura Huari, lo que sugiere una ocupación preincaica en la zona.

Ubicado en una llanura junto al río Chontamayo, Espíritu Pampa se extiende en medio de densa vegetación subtropical, a unos 150 km al noroeste de Cusco. El nombre mixto español-quechua, que significa «la llanura de los espíritus», y el original quechua, «la llanura sagrada», reflejan su importancia histórica y cultural.

Las ruinas de Espíritu Pampa abarcan unos 30 a 40 km² e incluyen canchas, plazas y recintos de planta rectangular. Las construcciones exhiben características arquitectónicas incaicas, con muros enlucidos y portadas elaboradas. Se encuentran restos de andenes y calzadas, indicando su función agrícola y su conexión con las rutas imperiales.

Históricamente, Espíritu Pampa ha sido identificado como la antigua Vilcabamba La Vieja, donde los incas se refugiaron ante la conquista española. Tras su abandono y olvido, exploradores como Hiram Bingham y Gene Savoy buscaron su ubicación, con teorías que finalmente han sido respaldadas por evidencia arqueológica.

El descubrimiento de la tumba del «Señor de Espíritu Pampa» en el 2011 ha desafiado las concepciones sobre la fundación del sitio, sugiriendo una ocupación Huari previa a la llegada de los incas. Este hallazgo subraya la importancia de Espíritu Pampa como un lugar de significado cultural e histórico, donde convergen distintas etapas de la civilización andina.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *