Fuerte de Santa Catalina

El Fuerte de Santa Catalina, también conocido como Cuartel de Santa Catalina, es una destacada construcción de estilo neoclásico que representa la arquitectura militar virreinal en el Perú. Se erige desde principios del siglo XIX en terrenos que antes pertenecían a los Monasterios de Santa Catalina de Siena y de la Concepción. Actualmente, es propiedad del Estado Peruano y ocupa una extensión de 25,250 metros cuadrados.

En 1806, durante el gobierno del Virrey Fernando de Abascal y Souza, se inició la construcción del cuartel para albergar a una brigada de artillería real española. Esta brigada, compuesta por 400 hombres veteranos y 700 milicianos reclutados desde Chiloé y Valdivia, fue esencial para consolidar el arma de artillería en Lima. La obra fue dirigida por el coronel Joaquín de la Pezuela y tuvo un costo de 36,523 pesos.

El cuartel está ubicado en la Plazuela de Santa Catalina, en los Barrios Altos de Lima, y su fachada exhibe características neoclásicas, incluyendo un torreón esquinero, una portada de madera adornada con pilastras corintias y jónicas, y una torre cuadrada sin reloj. Además, cuenta con elementos defensivos como torres flanqueantes, almenas y aspilleras.

En la actualidad, el Ministerio de Cultura es el propietario del Fuerte de Santa Catalina, aunque solo conserva aproximadamente una quinta parte de la estructura original. Desde 1998, la Escuela Taller de Lima, subvencionada por la Asociación Española de Cooperación Internacional, se encarga de la restauración del monumento y ocupa los terrenos adyacentes pertenecientes al Instituto Nacional de Cultura.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *