Serie del Corpus

La serie del Corpus Christi, compuesta por 15 pinturas horizontales, es objeto de debate sobre su autoría, aunque posiblemente sea obra de Basilio Santa Cruz Puma Callao o Diego Quispe Tito. Encargadas por el Obispo Mollinedo para la iglesia de indios de Santa Ana en Cuzco, Perú, estas obras fueron financiadas por nobles incas, quienes aparecen en algunos cuadros como donantes.

En estas pinturas, se mezclan elementos de la cultura cristiana y andina, como la custodia y el sol radiante, junto con altares y arcos efímeros. Más allá de su valor artístico, la serie tiene una relevancia histórica, ya que proporciona un registro visual de la época. Hoy en día, la mayoría de las obras se encuentran en el Palacio Arzobispal de Cuzco.

Carolyn Dean ha señalado que, a pesar de intentar representar una sola procesión, los cuadros muestran inconsistencias internas. Por lo tanto, la Dra. Dean ha identificado cada uno de los lienzos por su tema principal: La última cena, Cofradías de santos, Parroquias y Frailes, así como escenas que representan figuras importantes como el obispo Mollinedo y el corregidor general Alonso Pérez de Guzmán.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *